Entorno Natural: Terras do Miño

Ruta "Augas de Fonmiñá"

Río Miño: Reserva de la Biosfera "Terras do Miño"

RESERVA DE LA BIOSFERA “TERRAS DO MIÑO”

El nacimiento del río Miño y todo su curso alto forman parte del espacio natural “Reserva de Biosfera Terras do Miño” que en sus más de 363.000 hectáreas integra diversos hábitats y paisajes de montaña y fluviales.

La Reserva Terras do Miño se organiza en torno a la comarca de A Terra Chá y la cabecera del río Miño e integra tres áreas que forman parte de la Red natura 2000 de Galicia: el complejo fluvial Parga-Ladra-Támoga, la Sierra de O Xistral, ambos declarados Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) por la Xunta de Galicia, así como la Zona de Especial Protección de los Valores Naturales (ZEPA) Miño-Neira.

La Reserva de Biosfera Terras do Miño alberga una de las mejores representaciones de ecosistemas naturales atlánticos, con grandes robledales, bosques de ribera y matorral. El sistema fluvial se completa con otros pequeños humedales como la Lagoa de Cospeito, las Lagoas de Pedroso o Riocaldo en Begonte, la Lagoa de Bardancos o Caque en Castro de Ribeiras de Lea, la Veiga de Pumar en Castro de Rei y la Lagoa do Rei de Rábade.

Mirador de la Sierra de Meira

Mirador de la Sierra de Meira

El paisaje de la Reserva conserva todavía los sistemas agrarios tradicionales, en forma de agras, así como el pastoreo extensivo en las zonas más elevadas. Las parcelas están cercadas por setos vivos y grandes planchas de esquisto o pizarra.

La Reserva contiene un rico patrimonio cultural que incluye la mayor concentración de yacimientos paleolíticos de Galicia (con un gran número de túmulos megalíticos), castros y asentamientos romanos como la muralla de Lugo. A ello hay que añadir edificaciones medievales de gran interés como el Monasterio de Meira. Del patrimonio tradicional se conservan molinos, mazos, herrerías y alfarerías, vinculados al aprovechamiento industrial de la fuerza del agua.

A Pastoriza

A Pastoriza

A Pastoriza es una de esas tierras que tiene mucho de leyenda. Se dice que los últimos celtas que emigraron a Galicia vinieron a parar aquí. De los siglos IV al VI, millares de celtas de la provincia romana de Britania abandonaron su isla natal y un pequeño grupo se asentaron en estas costas desde Ferrol hasta el Navia.

También se conoce estas tierras como los “bosques de Maeloc”, en referencia al primer obispo gallego de origen bretón pues, segun la leyenda, tan sólo él conocía los secretos de este bosque encantado, por el que vagan libremente lobos, zorros y ardillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s